Posts Tagged ‘ ciudad ’

Castro Shopping Center

Imagen

El respeto internacional por la tradición constructiva chilota, no es el que se origina en base a la admiración por las grandes obras de célebres arquitectos, sino por aquella que se fija en la profunda e indisoluble raigambre entre el método de construcción, la naturaleza de los materiales del lugar, su comunión con el entorno, y las costumbres del lugar. Todo esto, resultado de la experiencia del pueblo que ha forjado aquella postal de lo que es Chiloé.

La penetración de las redes sociales, como herramienta de comunicación inmediato, y que hoy día dicta parte importantísima de la pauta de los medios tradicionales, nos ha permitido enterarnos con detalle, de la instalación de un mal(L), de estilo internacional, con instantáneas digitales en colores, y más tarde con sendos reportajes e investigaciones sobre cómo se gestó, quiénes son los actores en la decisión y la construcción, y la larga lista de “dimes-y-te-dire-tes” entre quienes denuncian las negligencias, dolos, y arreglines para que esto esté en curso, y los respectivos denunciados.

Sigue leyendo

Anuncios

La Infame Mano de la Ingeniería

El proceso de desarrollo de un país supone como fiel reflejo a las ciudades que lo encausan, y de hecho extensa es la literatura en la que se considera que, efectivamente el acervo cultural de un pueblo, su capacidad económica e  idiosincrasia se expresa en sus ciudades.

En el caso de Santiago, la ciudad en que vivo y que observo desde que nací, el desarrollo se expresa fidedignamente en sus muros, en sus edificios públicos y en sus calles, en carreteras, en su transporte público, en los baños de las universidades, en las casas, en sus plazas, en sus parques y en las fuentes de soda.
Sigue leyendo

Me Gusta


Me gusta ser arquitecto, y modelar espacios. Me gusta darme vueltas por la ciudad y saber que en ella puedo leer cosas para las que tuve que aprender a leer de nuevo. Hacerme arquitecto, desde la perspectiva de la educación, me costó más tiempo y energía de lo que me costó nada en la vida, pero valió la pena. Me gusta decir que soy arquitecto, no por la vanagloria, sino porque decirlo me lo convierte en una verdad  con la que me comprometo, y me define nuevamente. Me gano la vida con eso, modelando espacios, y hoy enseñando lo que sigo intentando comprender, enseñando que no se termina de comprender. Quizás eso es lo que me gusta de esto, que no tiene una definición final, que siempre se está en construcción.

Sigue leyendo

Decencia y Roteo

decencia.

(Del lat. decentĭa).

 1. f. Aseo, compostura y adorno correspondiente a cada persona o cosa.

 2. f. Recato, honestidad, modestia.

 3. f. Dignidad en los actos y en las palabras, conforme al estado o calidad de las personas

(fuente: R.A.E.)

El concepto de decencia descansa en el alma de casi todas las personas de esta larga y angosta faja, como derecho inherente al simple hecho de respirar. En otras palabras, prácticamente todos y todas se sienten “gente decente”, y portan la piocha respectiva en la misma solapa en la que se cuelgan todos los valores básicos y fundamentales, mediante los cuales validan el respeto que se merecen, incluso por sobre el respeto que cualquier persona se merece.

Los baluartes de la decencia desfilan por las calles, por el mall y el supermercado, y se reconocen entre sí, convencidos de ser miembros de una estirpe decente, con raíz en la fibra íntima de los valores de sus familias, de una tradición implantada a fuerza de autoconvencimiento, y levantan las cejas para señalar a los rotos, que son sus principales enemigos.

En este país, nadie es roto, los rotos son otros, y los otros encuentran rotos a otros.

Sigue leyendo

Progreso Metropolitano y Ruina Local

Tan familiarizados, como lo estamos con las nuevas estructuras viales, ampliaciones del metro y los túneles, lo estamos con sus repercusiones en el espacio local. Nadie chista, porque son los costos del progreso. Las cicatrices de estas cirugías han sido nimiedades ignoradas, en beneficio del bien mayor, que es la conectividad, la velocidad, etcétera.

Por alguna razón, bastante sospechosa (y dejémoslo así por ahora), generalmente estas cicatrices son más terribles en las comunas más pobres del conjunto intervenido. En el caso de las más ricas, existe un repaso, con el grácil láser de los grandes recursos, que atenúa bastante el efecto de estas instalaciones. Una forma muy clara de evidenciarlo es catastrar los kilómetros de pasos sobre nivel, o vías aéreas en comunas de la zona sur, versus lo ocurrido en Ñuñoa, Providencia o Las Condes. Sigue leyendo